FECHA DE PUBLICACIÓN:2013-04-05 AUTOR: Redacción

Nuestro país vive de sus tradiciones, muchas veces de un pasado que parecía hacer las cosas mejor que un presente en el que se hacen de modo distinto.

Sin embargo, hay historias que nos demuestran el valor de lo bien hecho, tradiciones bien transmitidas que permiten el desarrollo de productos que nos enorgullecen a nivel internacional y nos hacen brillar como grandes creadores.

Gilberto Ortíz llegó a la Ciudad de México a los 12 años proveniente de Oaxaca. Hoy es considerado uno de los 3 mejores sastres del mundo y en su repertorio ha vestido incluso al Presidente de la República. Una emotiva historia de superación ante toda adversidad y de creación de oportunidades a través del amor a sus creaciones.

"El arte es tan hermoso que nunca se acaba de aprender, la sastrería es un arte" nos dice Gilberto, un artista sin igual cuya ideología nos dicta que "la honestidad tiene un premio: el éxito". Aprendió a cortar sus telas como cualquier otro, diferenciándose en hacer siempre bien las cosas, haciendo que cada día de su trabajo fuese un día de creaciones artísticas y, por supuesto, es lo que sus trajes transmiten, seguridad y bien hechura.

Gilberto retomó una tradición de 50 años y la perfeccionó para que hoy en día podamos disfrutar de sus productos bien hechos, porque lo bien hecho, hace bien.

 

LO BIEN HECHO HACE BIEN "ARTE A LA MEDIDA"

conoce al maestro Gilberto Ortiz

ENTREVISTA DE YAHOO AL MAESTRO SASTRE GILBERTO ORTIZ







El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player